Agencia para el desarrollo económico de la Cdad. de Córdoba
(54) -351- 4341636 / 7 / 9

Noticias Institucionales
24/10/2018

Segundo día del Congreso de Diseño: “La empresa y el diseño para la transformación de las ciudades”

En el marco de la II Bienal de Córdoba CiudaDiseño, los días lunes 22 y martes 23 de octubre se llevó a cabo el Congreso de Diseño en el Hotel Sheraton de la ciudad de Córdoba. En su segunda jornada, el Congreso contó con la presencia internacional de Karim Rashid y reconocidos diseñadores latinoamericanos.  

La apertura del segundo día estuvo a cargo del diseñador brasileño Hugo França, quien en su conferencia titulada “Madera: caminos sostenibles” hizo referencia a cuatro conceptos claves: el diseño, el arte, la cultura y la sustentabilidad. Su labor de preservar la madera en forma de objetos y de arte parte de la idea de considerar a cada árbol como un tesoro arqueológico. En este sentido, afirmó que “para ser un buen diseñador, se debe conocer muy bien la historia del arte”. Le siguió la presentación del diseñador chileno Ricardo Cuevas, titulada “Retorno al origen”, quien habló acerca de la importancia de la observación del entorno y de la integración de elementos naturales al diseño. Afirmó que un buen diseño comunica y que “la sostenibilidad es una responsabilidad compartida que requiere un progresivo aprendizaje para que todos los ciudadanos participen en su adecuada gestión”. 

Luego fue el momento del panel “El reto de la sostenibilidad” que dio comienzo con la argentina Roxana Garbarini, quien habló del “Diseño desde la ciudad” y se refirió a las ciudades, a las personas y al diseño en sí como ejes fundamentales a tener en cuenta en la construcción de sostenibilidad. Aseguró que si antes las ciudades se basaban en un concepto de “trama”, hoy es necesario entenderlas como “red”, e hizo hincapié en la importancia de incluir a las personas en las innovaciones y el armado de políticas públicas, acompañado todo esto de procesos de co-diseño abiertos y colaborativos. También hizo alusión a la tradición del diseño como modo de enfrentar lo performativo, y manifestó: “que este no pierda la capacidad de construir historias que son fundamentales para pensar e impulsar transformaciones que generen ciudades sostenibles”.

En la segunda parte de la jornada tuvo lugar la mesa de diálogo “Los desafíos del diseño y la empresa” a cargo de los diseñadores argentinos Iván Longhini, Anabella Rondina y Carlos Venancio. Longhini contó su experiencia personal como profesional y habló acerca del diseño de lentes. Por su parte, Rondina y Venancio hablaron de las posibilidades y problemáticas de los diseñadores en las PYMES.   

Luego fue el turno del el panel “Retrospectiva y prospectiva del diseño” de la mano del argentino Wustavo Quiroga quien en su presentación “Herencia del futuro. Consolidación de la Colección y Archivo Nacional de Diseño” contó de qué se encarga la Investigación en Diseño Argentino (IDA). Declaró que “la documentación es imprescindible para armar la historia”, y  agregó que “no se puede innovar si no se conoce la historia”. Por su parte, el uruguayo Álvaro Heinzen presentó su disertación “El futuro es un blanco móvil”, en la que hizo hincapié acerca de la importancia de contar historias en la construcción de futuro. “El diseño reside en el futuro. Trabajamos para operar cambios que van a suceder”, dijo y siguió: “El desafío principal es ponernos a trabajar. El diseño es una herramienta colectiva demoledora de oportunidades”. 

El cierre del Congreso estuvo a cargo del reconocido diseñador industrial y de interiores egipto-estadounidense Karim Rashid con su charla titulada “El futuro del diseño”. Durante la conferencia magistral, la figura internacional se refirió a distintos aspectos anclados al eje temático “Empresa y ciudad”. Expuso al público las posibilidades del diseño en la esfera mundial y los cambios que se producen constantemente en las ideas de los diseñadores. Asimismo, habló del futuro de lo físico como material de trabajo en contraposición a la cultura de lo digital que, si bien considera superficial, es algo imposible de negar y criticó a las instituciones de diseño por su escasez de creatividad. Se refirió al hecho de que el diseño es universal y atemporal, dado que “el ser humano es un ser universal y responde a una lógica de supervivencia”, ejemplificando con algunos procesos históricos relevantes del mundo del diseño como la cultura Kitsch. Finalmente, habló de la posmodernidad aplicada al diseño en un futuro.