Agencia para el desarrollo económico de la Cdad. de Córdoba
(54) -351- 4341636 / 7 / 9

Noticias Institucionales
13/03/2018

ADEC presentó el Estudio de la Zona Este de la Ciudad de Córdoba

ADEC presentó hoy el Estudio de la Zona Este de la Ciudad de Córdoba, el cual se suma a los estudios de la zona norte y el área central presentados en 2016 y 2017 y al estudio de la zona sur que también será presentado en 2018. El Estudio contó con la participación comprometida de representantes de la Municipalidad de Córdoba en el Comité de Control.  

El Vicepresidente 1ro de ADEC, Sebastián Parra destacó que el estudio nace como resultado del Plan Estratégico de ADEC 2020. “Consiste en un estudio diagnóstico en el que se identificaron necesidades y potencialidades de la zona este de la ciudad de Córdoba, con la finalidad de que sea un insumo para proponer lineamientos básicos de un potencial plan de ordenamiento territorial que promueva al desarrollo sustentable. El estudio constó de dos secciones: Diagnóstico valorativo y Lineamientos y propuestas”, dijo. 
 
Por su parte, Laura Massari, Directora de Desarrollo Estratégico de la Municipalidad de Córdoba, señaló: “Este estudio realizado por ADEC y con participación del Municipio viene a formar parte de un insumo  importante para avanzar en el reordenamiento territorial de la ciudad. Los cuatro estudios van a permitir tener una mirada mucho más integral”.
 
Descargar Fotos del Estudio: https://we.tl/7SC9kCT6mW 
Video Estudio Zona Este: https://youtu.be/wickUnnRSrM 
Descargar Resumen Ejecutivo del Estudio: http://adec.org.ar/biblioteca.php?actions=down&a=MzQ2OA== 
Descargar Estudio Completo: http://www.adec.org.ar/biblioteca.php?actions=down&a=MzQ2OQ==
 
A continuación detallamos el diagnóstico y las principales conclusiones del Estudio
 
La Zona Este constituye una amplia porción de la ciudad de Córdoba, entre la Av. de Circunvalación y el ejido municipal, en un amplio arco que se desarrolla entre los corredores Ruta Nacional 9 Norte (RN9 Norte) y la Autopista Córdoba-Rosario. Cubre una superficie de 114,6 km2 (11.460 hectáreas), que equivale al 19,79% de la superficie comprendida por el ejido municipal. 
 
Es un espacio atravesado por importantes corredores regionales, a la vez que un ámbito integrado por dos importantes componentes de base ambiental: el Río Suquía y el territorio rural frutihortícola que integra el Cinturón Verde de Córdoba. También se encuentra impactado por importantes infraestructuras viales urbano-metropolitanas y regionales. El Rio Suquía está fuertemente impactado por tres situaciones: la extracción de áridos y la consiguiente proliferación de canteras; la presencia de la planta potabilizadora de Bajo Grande y los riesgos de contaminación que conlleva; y la contaminación probada de sus aguas. En la actualidad la zona evidencia un importante retroceso de la actividad frutihortícola, sea por el avance de la frontera sojera o por la paulatina conversión del suelo rural en urbano, a partir de la expansión de la urbanización en diversas modalidades. 
 
Los actores y partes interesadas entrevistadas en el estudio coinciden en que es necesario delimitar con claridad, preservar y potenciar el Cinturón Verde de Córdoba. Sin embargo el área experimenta un retroceso continuo, tanto en la superficie sembrada como en la cantidad de productores y en la diversidad de la producción. Las principales causas residen en tres cuestiones: 
1) la presión del crecimiento urbano hacia el sector hortícola; 
2) la ausencia de infraestructura e incentivos; y
3) el avance de los cultivos extensivos (soja, maíz, trigo, alfalfa). 
 
El uso agrícola se distribuye según el tipo de producción: mixto (5.520 has), hortícola (1.306 has) o extensivo (2689 has), con una superficie total de 9.515 has. Cabe aclarar que el área de uso “mixto” es aquella que reúne el mayor riesgo respecto a su futuro, debido a que la ausencia de definición en el uso del suelo incrementa la posibilidad de urbanización.
 
En cuanto a los barrios que se localizan en el área, se observa la fuerte dispersión territorial de las áreas urbanizadas y la existencia de numerosas áreas rurales o periurbanas, de urbanización extremadamente dispersa.
 
Tras analizar el correlato entre el crecimiento demográfico y la oferta de vivienda y parcelas en la ciudad, el estudio llega a la siguiente conclusión para la prospectiva a 2030 para la Zona Este: en la hipótesis de máxima (35.000 nuevos habitantes), con una densidad neta de 100 habitantes por hectárea (que corresponde a un tipo de desarrollo de densidad media baja) se requerirían 350 hectáreas de nueva urbanización, sin considerar la posibilidad de absorber parcialmente ese crecimiento con la densificación de las áreas ya urbanizadas. Dichas 350 hectáreas o 3,5 km2 representan el 3% de la superficie total del área de estudio (114,6 km2).
 
En síntesis:
a) Expansión centrífuga. Crecimiento desordenado de la urbanización sin consolidación. Presión sobre el área del crecimiento urbano de la ciudad de Córdoba y de las localidades del área metropolitana. 
b) Crecimiento discontinuo sobre corredores viales. Presión sobre el área del crecimiento urbano sobre los grandes ejes de acceso a Córdoba. 
c) Vulnerabilidad del cinturón verde hortícola, pérdida de suelo rural agrícola productivo y aumento de las áreas de transición rururbanas. 
d) Vulnerabilidad ambientan en el área de influencia del cauce del Río Suquía. Vulnerabilidad de desde el punto de vista medioambiental en las márgenes del Rio  Suquía por la presencia de las canteras y actividades extractivas. 
 
El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental, cuyos lineamientos se fundamentan y proponen en este estudio, tiene los siguientes objetivos específicos:
Respecto a la urbanización existente: 
- Consolidar los tejidos urbanos ya creados, integrarlos entre sí y dotarlos de los atributos, servicios, infraestructuras y equipamientos que caracterizan a la ciudad contemporánea.
- Contener y limitar su expansión.
Respecto a las zonas industriales, logísticas y productivas en general:
- Ordenar su crecimiento según áreas abiertas integradas a otros usos urbanos o parques industriales en recinto cerrado, de acuerdo a su categorización ambiental y sus necesidades específicas, con acceso a redes primarias de movilidad y transporte y en condiciones ambientales adecuadas.
Respecto a los recursos naturales y la base geográfica:
- Regenerar y potenciar sus condiciones originales, en particular el río Suquía, el sistema de riego y el bosque nativo (del que se procura su ampliación en parques y áreas protegidas a crear).
Respecto a los equipamientos y servicios de alto impacto ambiental:
- Regeneración y acondicionamiento.
Respecto a las áreas de cultivo intensivo o Cinturón Verde y a la tierra rural vacante o sujeta a procesos especulativos:
- Mantener (como objetivo de mínima) o ampliar (deseable) la superficie de cultivo, con innovación y mejoramiento tecnológico, diversificación de cultivos y aprovechamiento de las ventajas competitivas del área, en particular la proximidad a una gran ciudad y el mercado de Abasto.
- Potenciar usos compatibles con el cultivo intensivo o Cinturón Verde, en particular el uso residencial en modalidad “rururbana”, vale decir, de baja densidad, escaso impacto ambiental y acceso a los atributos y servicios propios de la urbanidad.
Respecto a otras modalidades de explotación agrícola:
- Respetar las indicaciones de la ley 9164 respecto al uso de agrotóxicos.
- Limitar al máximo o erradicar por completo la explotación agrícola extensiva del ejido municipal de Córdoba.
Respecto al área en general:
- Ampliar significativamente la oferta de espacios públicos, verdes y recreativos en sus diversas modalidades: plazas urbanas, parques y corredores biológicos, bosque nativo regenerado.
 
A continuación se listan los principales instrumentos normativos que se proponen como herramientas de gestión activas para el desarrollo planificado del área.
Parque agrario (Área Rural Protegida): Zona de producción agrícola sustentable y servicios ambientales combinados con residencia de baja densidad y equipamientos y servicios complementarios
Usos:
- Espacio público parquizado con al menos un 50% de superficie dedicada a la regeneración de bosque nativo o zonas de experimentación frutihortícola con acceso controlado. Puede albergar también baterías solares, parques eólicos, biodigestores, etc.
- Cultivos de huerta en predios privados
- Residencia unifamiliar en chacras de 4000 m2 de superficie
Se propone para la gestión institucional-administrativa del área propuesta la creación de un Consejo del Parque Agrario constituido por el Municipio, otros niveles del Estado que se consensue integrar, y representación de los productores frutihortícolas, las organizaciones que los agrupan y otros colectivos y actores sociales con raigambre y actuación en el área. 
 
Zonas de urbanización consolidada: En predios de 5.000 m2 o más ubicados en áreas con red cloacal y próximos a una vialidad o línea de transporte masivo, con donación de un 40% para localizar espacio público o equipamientos sociales, educativos o de salud, se admitirán usos mixtos residenciales de media-alta densidad (modelo PROCREAR LICEO, hasta 4 pisos de altura) con usos complementarios. En esas zonas se podrán recibir Equivalencias de Transferencia de Capacidad Constructiva de predios rurales. En todos los casos, las superficies son tentativas y sujetas a estudios definitivos al realizarse el plan.
 
Equivalencia de transferencia de capacidad constructiva: Similar a la establecida para edificios patrimoniales en la normativa urbanística. Se otorga a quienes se comprometan a desarrollar actividades rurales intensivas y agroecológicas en su predio, o a ceder al Municipio o a la provincia en concesión, uso superficial según CCyC o propiedad directa, para parque, bosque nativo o programas piloto de experimentación agroecológica u otros usos (como por ejemplo granjas solares). 
 
Distrito frutihortícola o agroecológico: Similar al Distrito Tecnológico de Parque Patricios en CABA o a otros distritos de la misma ciudad, premia con excepciones de impuestos a la actividad. 
 
Conformación de fideicomisos o acuerdos de reparcelamiento: Para diferenciar dentro de la zona áreas de consolidación urbana, parques públicos y áreas rurales protegidas
 
Definición normativa de Áreas Rurales Protegidas: Estableciendo parcelas mínimas, indicadores y condiciones de residencialidad "rur-urbana". 
 
Finalmente, se avanza en las propuestas de Parque Agrario del Este de la Ciudad de Córdoba y Corredor Verde Metropolitano. Este último sería relativamente coincidente con la denominada Zona Norte del Cinturón Verde, que comprende tres grandes áreas productivas a saber: Córdoba, Colonia Tirolesa y Colonia Caroya. Se trata de una amplia superficie rural, de configuración lineal, que cubre alrededor de 30 mil hectáreas y que se desarrolla a los largo de 50 kilómetros en sentido norte-sur, prácticamente en paralelo a la RN9.
 
En la porción del Corredor comprendida dentro de la jurisdicción de la ciudad de Córdoba se propone la creación del Parque Agrario del Este de Córdoba (integrado por dos figuras específicas: el Parque Frutihortícola + Parque y Reserva Natural del Suquía).
 
En definitiva, se trata de una propuesta de actuación en el espacio productivo rural que pone de manifiesto la voluntad de preservar los valores ambientales e históricos de esta porción de territorio del entorno de la ciudad de Córdoba, y de potenciar las funciones que le son propias, en otros términos, como elemento equilibrador ambiental, económico y territorial.